Logo Covila

Nuestros pagos

Pequeñas viñas, a menudo en laderas, viñas antiguas, algunas centenarias. Viñas que encierran historias, que hablan de nuestras familias, viñas cuidadas con el mimo que solo se puede dedicar a lo que es tuyo. Todo el viñedo de Covila pertenece a sus socios, 250 hectáreas con una edad media superior a 25 años.

Viñedos distribuidos en pequeñas parcelas, diseminadas entre los municipios de Lapuebla de Labarca, Laguardia y Elciego, viñas que transmiten la esencia de nuestra tierra y de nuestras familias.

Ribacervera
Julian Alcalde ribacervera

A los pies del Cerro de Ribacervera, en uno de los enclaves más bellos de nuestro entorno, tenemos una de nuestras viñas. Y en estas pequeñas parcelas, contamos con verdaderas joyas, cepas de Garnacha de más de 90 años.

Majaflorida
Damaso Garrido Majaflorida

Rodeando el Cerro de Ribacervera, se extiende el termino de Majaflorida, nombre que nos habla de fertilidad y belleza. Su altitud media y su orientación al sur nos proporcionan uvas de una calidad extraordinaria.

La Barranca
Salustiano Medrano La Barranca

Estas parcelas son la imagen perfecta de las viñas en ladera que nos diferencian a Rioja Alavesa de cualquier otra zona vitívinicola del mundo. Pequeñas parcelas, viñas viejas, diferentes variedades. Esta es la esencia de Rioja Alavesa, de Covila.

El Vidrio
Juan Ramon Saez El Vidrio

En esta tierra de tradición también nos sabemos renovar. Pero los cambios son positivos cuando se cuenta con la mejor base: una zona muy seca, de gran exposición al sol por su orientación sur, en la que plantamos, en su día, esta viña en espaldera, que ya nos da una uva de gran calidad.

Ribartayo
Jaun Carlos Manero Ribartayo

Para hacer vinos con carácter, con la personalidad que te otorga el terreno, es necesario que la tierra nos ofrezca diversidad. Esto nunca se conseguiría en regiones con grandes extensiones de viñedo, la diversidad ha formado el carácter de Rioja Alavesa y de Covila. Parcelas con diferentes variedades, con diferentes microclimas, con diversidad en los suelos. Diversidad para poder crear vinos con diferentes personalidades en una misma bodega.

Ribartayo 2
Severino Manero Ribartayo II

En nuestra familia estamos orgullosos de esta viña. De estas cepas centenarias que salen de la piedra. Una viña difícil trabajar y de muy escaso rendimiento. Una viña excepcional, que se ha cuidado por nuestra familia con mimo para que hoy, después de más de cien años, siga sana y fuerte para dar unas uvas que no tienen precio.

El cerro de Mesa Mayor
Ramon Muro Mesa Mayor

Estamos en un terreno diferente, en una meseta sobre el Ebro, una llanura a 600 metros de altitud. Viñas de cantos rodados, que contrastan con otras parcelas de Covila, suelos diferentes, distintas orientaciones, diversidad para aportar personalidad a nuestros vinos.

La Poveda
Esteban Medrano La Poveda

Es un lujo trabajar en un paraje de esta belleza. El nombre de nuestro pueblo se remonta a que antiguamente existía una barca que servía para vadear el río Ebro. Y Lapuebla de Labarca se asoma, desde lo alto, a este paisaje, vigilando estas viñas que rodean el río.

El Esperal
Julio Muro El Esperal

Entre las personas que formamos Covila se repiten bastantes apellidos, nuestras familias están, a menudo, entralazadas entre si y unidas por su vinculación al mundo del vino desde tiempos que se pierden el recuerdo. Estas viñas de El Esperal pertenecen a una familia que fuimos pioneros en la elaboración y comercialización del vino en Lapuebla de Labarca.

Verdecillo
Mario y Mario Muro Verdecillo

No solo se hereda la tierra, también nuestros padres nos han legado la pasión, el amor al viñedo, la cultura del esfuerzo para cultivar una tierra única. Una tierra que se ha dedicado al viñedo desde hace más de 400 años. Esto hace que Covila sea más que una bodega y solo se pueda entender bajo un concepto, familia.