Logo Covila

Entorno

La naturaleza ha tenido el capricho de crear una tierra excepcional para el cultivo de la vid, Rioja Alavesa. A sus suelos calizos y pobres, le ha donado un clima seco y soleado. La ha rodeado con el río Ebro y protegido con la Sierra Cantabria, para que en ella el Tempranillo, nuestra variedad autóctona, desarrolle todo su carácter.

Y en esta tierra las raíces de las cepas y de nuestras familias se pierden en el tiempo. En esta tierra nuestros padres, nuestros abuelos, como luego lo harán nuestros hijos, viven al ritmo que marca el viñedo. En esta tierra, solo podía haber sido aquí, nació Covila.

×
×
×
×